escolarizacion

La concejala de Inserción Sociolaboral, Isabel Lozano, y la Asociación de Padres y Amigos del Sordo de Valencia (Aspas), han llevado a cabo en este curso escolar un programa de logopedia para niños y niñas de la ciudad que por su sordera se encuentran en situación de dependencia. La iniciativa, que ha logrado superar los objetivos marcados, ha permitido una mejoría a nivel lingüístico de estos escolares.

Un total de 65 niños y niñas de 2 a 16 años y seis adultos de 17 a 18 años se han beneficiado directamente de estas ayudas, que han contemplado la subvención completa de prótesis auditiva y sesiones subvencionadas de rehabilitación auditiva.

Una de las circunstancias que se ha destacado del programa es “la adecuada coordinación con los profesionales implicados en la educación de los niños y niñas beneficiarios, de forma que se ha proporcionado una precisa ayuda a aquellos que presentaban dificultades en el lenguaje ocasionadas por su discapacitada auditiva”, ha dicho Isabel Lozano.

El programa, financiado a través de las Subvenciones de Acción Social de la regidoría de Inserción Sociolaboral, ha contado con una subvención municipal de 10.900 euros y con ellos se ha respaldado el salario de la logopeda encargada del proyecto y el alquiler del local donde se ha desarrollado la iniciativa.

“Las subvenciones de Acción Social que convoca anualmente la regidoría de Inserción Sociolaboral complementan la cobertura que el Ayuntamiento presta a través de los servicios sociales municipales. A través de las iniciativas sociales que la sociedad civil presenta, promovemos la innovación en metodologías, enfoques y prácticas en diferentes ámbitos de intervención social. Se trata de trabajar desde todos los puntos de acción posible por lograr la protección de los sectores de población más vulnerables”, ha explicado la regidora Isabel Lozano.

En este caso concreto, lo proyecto de logopedia para niños sordos en edad escolar ha supuesto un “gran beneficio” para ellos, ya que la pérdida de audición interrumpe y complica la comprensión del habla y lo contacto con el entorno social, de forma que dificulta sus posibilidades de información y conocimiento del medio.

“Desde la concejalía hemos querido contribuir al hecho de que las personas sordas puedan superar, las limitaciones y las dificultades que presentan como consecuencia de la perdida de audición y, las dificultades que se producen fruto de un entorno en el que los fundamentos culturales y de desarrollo social están basados en el lenguaje oral”, ha concluido Isabel Lozano.

Fuente: valenciaextra.com

Compartir en ...Share on Facebook